5 tips para ganar seguidores en cualquiera de las redes sociales

5 tips para ganar seguidores en cualquier red social

Me resulta muy curiosa la gente que desesperadamente busca ganar seguidores en las redes sociales como si se tratara de piedritas que recoges en el bosque. He visto que la creencia popular apunta a que tener la capacidad de abrir una cuenta en «Instagram», por ejemplo, y postear cualquier tontera les hará tener una comunidad de un millón de fans capaces de lanzarse a un barranco si lo pide. Y la realidad es otra.

La realidad es que esos los acumuladores de seguidores se desesperan por la falta de likes, le lloriquean al algoritmo y recurren a técnicas superfluas e inútiles como «tu 5 emoji es lo que sientes por tu ex», compran seguidores, bots y viven en una eterna depresión por no ser los pop stars que hay en su mente. Ahora, ¿cuál es el problema? ¿Por qué ellos no conectan? ¿Qué hay que hacer para tener una comunidad en constante crecimiento y activa? Fácil, sé un líder.

View this post on Instagram

Vamos a estar claros, nadie sigue a nadie por su cara bonita (abstenerse sádicos 2.0) ni por su súper carro, a menos que le saques a pasear. Entonces, ni mostrar carros chéveres ni lanzarte tus mejores retratos te va a hacer ganar seguidores fieles, reales y leales, de esos que se convierten en fans, en tu comunidad, con los que puedes contar. ¿Qué hacer entonces para ganar seguidores y no morir en el intento de ganarle al algoritmo? Fácil. Conviértete en un líder. Al fin y al cabo, aunque suene a cliché, los líderes son los que tienen seguidores. Entonces, aquí te dejo 5 tips sencillos para ganar seguidores. A mí me han funcionado dentro y fuera de las #redessociales, así que como que puedo agregar «madera de líder» a mi CV ;-p 1.- Diferénciate del resto, sea cuál sea el objetivo de tus redes y/o el campo de acción de tu marca. 2.- Sienta posición con respecto a las cosas que te interesan. Nadie quiere más grises, tibios ni «ni-nis» en estos días. (Esto explica la facilidad con la que ganan seguidores esas cuentas fakes de dizque militantes radicales). 3.- Da el ejemplo. Tu comunidad es un reflejo de ti, así como el resto de tu mundo. Sí, suena místico pero es real. Hazme caso. 4.- Cultiva la empatía, tus seguidores necesitan saber que tú también estás aquí por y para ellos. 5.- Domina tu ego. No eres dueño de la verdad y no hay por qué ser inquisidor en tiempos de pluralidad. Permite otras opiniones y sé siempre humilde (pero de verdad). No es tan rudo como parece, sólo necesitas un poquito de práctica y ¡Verás el cambio! OJO: si se te dificulta alguno de los pasos, tranqui, yo soy tu sponsor. Echa un grito y te doy una manito (No una ayuda'íta, como pedía aquella señora). Y si quieres más, hay una versión extendida en mi blog. En enlace está en mis stories. 😜 #brujareal #socialmedia #ganarseguidores #venceralalgoritmo #realenlavidarealenlasredes

A post shared by Kárlah Eloísa (@bruja_real) on

No hay otra manera. Nadie sigue a alguien que no es líder. Ahora, está el dilema si se es un líder nato o no y aquí habrá quienes se me vayan por las ramas con la excusa de que «yo no nací para ser líder» con tal de no meterle cabeza al asunto. El liderazgo se aprende, hay técnicas y habilidades que cualquiera de nosotros puede desarrollar y que no son física cuántica, precisamente, así que no hay razón para huirle al tema.

Básicamente, para mí, el dominio del liderazgo radica en dos simples áreas: cultivar la empatía y dominar al ego. ¡Jejeje! Aquí ya no suena tan fácil la cosa, pero, tranqui, es más fácil de lo que parece. Por eso hoy quiero compartir algunas de las técnicas de liderazgo que me han servido cuando me ha tocado ser jefe de un equipo y que, definitivamente, me han sido útiles a la hora de hacer vida en redes sociales.

No importa si tu meta es ser influencer o potenciar tu marca personal, igual debes ser un líder.

Kárlah Eloísa

Entonces, ¿qué es lo que necesitas para ganar seguidores?

Diferénciate del resto

Es común escuchar que «todo está inventado» y yo creo que es así. Lo que hacemos a diario es «darle un toque personal» a lo que otros hacen a su manera. Entonces, asegúrate que tu personalidad se vea claramente en todo lo que haces. No te guardes esas peculiaridades que tus amigos te señalan cuando te elogian o reconocen quién eres, ¡NO! Ese es el secreto número uno para que tu marca y tus redes sociales sean atractivas para otros… ¡Iguales a ti! Es decir, que valoran eso que te hace único.

Sienta posición con respecto a las cosas que te interesan

Vamos a estar claros: nadie sigue a una persona «gris», una de esas que siempre quieren complacer a todo el mundo y cambian de opinión según la dirección del viento. Y no es por simple rechazo, es porque no ofrecen un norte, no hay guía ni referencia a la que los seguidores puedan asirse. Entonces, no temas decir lo que piensas. Obvio, conseguirás quien te apoye y, mientras más seguidores tengas más posibilidades hay de te encuentres con haters fieles o de oficio, así que no te preocupes por ellos. También tienen derecho a tener una opinión.

Da el ejemplo

Como líder y como eje central de tu comunidad debes saber que eres la referencia número uno de tus seguidores y ellos actuarán en tus redes de la misma manera que lo haces tú, así que «no hagas a otros lo que no te gusta que te hagan». Es decir, si no te gusta que te insulten, no cometas el error de responder ofensivamente a algún seguidor, ni porque sea un hater de oficio. Ese es un lujo que tú no te puedes dar.

Piensa en la Reina Isabel II…. ¿Cuántas veces esa mujer habrá querido despellejar públicamente a un primer ministro? Apuesto que muchas, pero no se puede hacerlo en público porque rompería con la estampa y protocolo de su cargo y daría pie a que otros la traten públicamente de la misma manera. Bueno, lo mismo pasa en tus redes sociales. Y no, no quiero decir que publiques un comunicado de mil páginas con una serie de reglas incumplibles y pongas tu cuenta privada para asegurarte de que tus seguidores las van a cumplir antes de aceptarlos. Basta con que te dirijas a tu comunidad con un trato que refleje los valores de tu marca, que tengas esos mismos valores como fiel referencia para ti y para tus seguidores y que los hagas cumplir «a capa y espada».

Cultiva la empatía

Sí, sé que sientes que por fin llegamos al tema, pero debía explicar «la carpintería» primero porque eso es lo que nos da el marco para lo verdaderamente bueno. ;-P

Ser empático implica ver más allá de lo que otras personas dicen o escriben, en el caso de las redes sociales. ¿Cómo lo logras? Poniendo a tu audiencia y sus intereses en el centro de tu universo y, ¡cuidado! Ya te dije que no debes complacer a todo el mundo, pero sí debes escucharlos e incorporar aquello que realmente aporte a tu comunidad.

Para esto, no sólo debes interactuar y forzarlos a escribirte cómo se sienten en un post «para burlar al algoritmo». No. Debes leer sus mensajes, comentarios, reacciones a tus stories y vencer latentación de sólo producir aquellos contenidos que generan más interacciones porque, tarde o temprano, esto se volverá en tu contra. Recuerda que las redes sociales o medios sociales, como realmente se conciben, es como una plataforma de transmisión que permite interactuar con el emisor. Así como si pudieras hablar con «la gente dentro del televisor» durante un capítulo de Friends. Así que es obligatorio que estés allí para tu audiencia.

Domina tu ego

*Inserta risa malévola* Sí, porque en la práctica aquí es donde más tropezamos (y donde, como mentor, me toca ponerte entre la espada y la pared). Porque es cierto, estás en las redes sociales porque eres referencia en tu área, en conocimiento, en práctica y ahora estás «buscando la fama» en forma de comunidad virtual. Pues lo primero que tengo que recordarte es que -a pesar de tu conocimiento y experiencia- no estás inventando el agua tibia ni eres dueño de la verdad absoluta. Es preciso, por tu salud mental y tu comunidad, que aprendas a vivir en medio de la diversidad de opiniones. Incluyendo aquellas desagradables que menosprecian tu esfuerzo y demás. Sí. Porque haters tenemos todos, hay de aquellos que nos ganamos en rifas que ni participamos, los que entienden todo mal y los que solo son haters porque sí y con todos debemos aprender a vivir.

De hecho, esta es la prueba máxima de la empatía. Sí, así mismo. ¿Por qué? Pues porque hay dos ejes para dominar al ego: la humildad, que viene de reconocer que no eres dueño de la verdad y que no estás inventando el agua tibia; y el tener siempre presente que el ser humano juzga a través de sus prejuicios, no de la realidad. Es decir, cuando alguien te critica lo hace desde sus carencias y conflictos. Sí, puede que estos coincidan con los tuyos y por eso «te duele» el comentario, pero antes de saltar a insultar a esa persona, piensa qué debe estar pasando en su vida para que se lance un comentario tan hiriente o fuera de contexto delante de una pandilla de extraños… Cambia el panorama, ¿no? Ese es mi más intimo secreto para no ponerme «de pico y pala» con cualquier mal parado que se atraviesa queriendo botar su maldad en el primer post que se le atraviesa en el time line.

Así que al más puro estilo de los programas de «12 pasos», pon en práctica estos tips y recuerda que estoy aquí para devolverte al carril cuando sientas que la situación te supera. No hay razón para entrar en pánico en las redes sociales -al fin y al cabo, todo es virtual-, así que ¡manos a la obra!

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *