Mi opinión es sólo mía…

Mi opinión es solo mía

Suena un poco arrogante, lo sé, pero no por eso deja de ser cierto. Hace un rato se los adelanté en Twitter:

No soy una erudita de nada que no sea mi vida, pero tanto estudiar, trabajar y conocer gente termina por abrirle los ojos a una… «Y cuando los ojos ven mejor, la mente también se abre» Pues eso son Mis datos. Lo que yo he aprendido de mi vida, de mi profesión, de mis maestros y de mis alumnos, de mis jefes, de los medios de comunicación y de cómo nos relacionamos en esas áreas. No, esto no va a ser un tratado de comunicación corporativa, ni de publicidad, ni de marketing, menos de política. No tengo el interés y, por consiguiente, tampoco la autoridad para crear una biblia de alguno de estos temas, pero como dicen por ahí…

Echando a perder, se aprende

Pues algo he aprendido y te lo resumo aquí, pensando en agregar una opinión más a la base de datos con la que cuentas para crear tu propia opinión, según lo explica este señor:

Lo de “internacional” y lo de “complejo” lo podemos obviar. Este es mi deber ser para crear una opinión sólida, con argumentos para debatir. Espero que estés de acuerdo conmigo y te animes a compartir tu opinión, al fin y al cabo, terminará por nutrir la mía.

Evidentemente, no puedo escapar de la realidad circundante en Venezuela, ni porque me pasee frecuentemente por Orión. Por esta razón, esta primera semana, muy seguramente, escribiré mucho sobre la política a la que nos tienen acostumbrados pero en unos días ya verás más variedad.

Así que ya sabes, pendiente, que no te agarren fuera de base… Esto es de lo más serio que vas a conseguir en mi blog.

Entradas Recomendadas

No hay comentarios. ¡Deja el tuyo aquí!


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *