Naciste para ser grande, no para ser perfecto

Naciste para ser grande, no para ser perfecto

«Coaching se aprende coacheando».

Vía @FernandoCelis

Esa es una frase que nos repite continuamente mi trainer Fernando Celis y que yo no puedo más que suscribir. Pues les cuento de qué va este rollo…

Cuando comencé a ganar audiencia en Twitter me dije que debía usar ese quórum para ayudar a la gente, obviamente según mis principios y creencias. Pues de eso se trata. Luego ya de algunos años compartiendo contigo esas cosas en las que creo y que creo que nos ayudan a ser mejores, o a tener una vida más tranquila; llegó un momento en el que sentí sin herramientas y allí llegó el coaching a mi vida.

Antes de autoproclamarme algo de lo que no tengo la menor idea, empecé a revisar material respecto a esta disciplina y me di cuenta de que es lo que he hecho toda mi vida, empíricamente: escuchar a las personas y guiarlas para que ellas mismas encuentren la respuesta a sus preguntas, así que decidí profesionalizarme en ésta área y hacerlos a ustedes testigos de ello.

Lo primero que aprendí y que tú debes saber, es que un coach no es un psicoterapeuta, así que no tratamos pacientes, personas psicológicamente “enfermas”, no que tengan nada malo… Simple y sencillamente ayudamos a desarrollar tu propio potencial (único e ilimitado), sin prejuicios y sin imponer nuestra posición. En adelante, puedes sentirte libre de escribir, de expresarte y de pedir la ayuda que necesites o, de acompañarme a descubrir qué más puedo dar. Bienvenido a mi casa, a mi vocación…

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *