Ritual para atraer el dinero

Ritual para atraer el dinero

Faltan unos minutos para que termine el primer domingo del mes de agosto pero todavía hay tiempo para hacer este ritual para atraer el dinero. Si no tienes todos los ingredientes, que en realidad son pocos y muy sencillos, puedes juntarlos y tenerlos a la mano para el próximo mes.

Ya debes saber que la palabra “salario” se origina en el Siglo XV cuando los emperadores pagaban a sus soldados con un puño de sal y éstos lo usaban como elemento de trueque. Es decir, una parte de la sal que recibían era cambiada por otros rubros y así cubrir las necesidades de sus familias.

Entonces, la parte más importante de este ritual es la sal. Es importante que sea sal marina gruesa, casi virgen porque los rituales que les presento buscan honrar a los elementos de la naturaleza, así que no nos sirve la sal de mesa (refinada). De hecho, si tienes la oportunidad de conseguir un trozo de sal de una salina, sería aún mejor para nuestros fines.

Recuerda: este hechizo para atraer el dinero sólo es efectivo el primer domingo del mes.

Hechizo para atraer el dinero (Materiales)

1 bowl o envase –preferiblemente de vidrio transparente -que no sea de color- donde quepan tus manos.

2 cucharadas de sal marina (de la más gruesa).

Agua limpia.

Jabón neutro.

Oración propia para atraer el dinero (si no tienes, yo te sugeriré algunas afirmaciones al final del post).

¿Qué debes hacer?

Lo primero es lavar tus manos con agua corriente y jabón neutro –uno que no tenga perfume-. Esto significa que debes lavar tus manos en un chorro con abundante agua y jabón –así como se ve que se lavan los cirujanos en la televisión-. Que tus manos queden completamente puras, limpias de malas energías y vibraciones de escasez de dinero.

Luego, coloca la sal en el envase de vidrio con un poco de agua, suficiente para que rebase el nivel de la sal y puedas untar y frotar tus manos bajo el agua con la sal mojada. Entonces comienzas el proceso:

Frotas tus manos bajo el agua haciendo chirriar los granos de sal contra tu piel, mientras te concentras en repetir la oración:

«El dinero viene a mí de manera fácil, cómoda y fluida. Llena mis manos como la sal y cubre mis necesidades y las de los míos. A partir de ahora, el dinero es suficiente y abunda en mi vida».

No puedes olvidar que debes evitar todo pensamiento negativo durante el proceso. El universo no entiende negaciones así que si piensas o dices algo como: “no quiero que me falte el dinero”, obtendrás exactamente lo contrario.

Una vez que hayas frotado un buen rato tus manos con la sal, sácalas del agua y aplaude con ellas o chasquea los dedos, cualquier manera de hacer ruido con ellas funciona. Lo importante es que en esta etapa de ruido hagas, al menos, una última vez la oración y luego espera que tus manos sequen al aire. También es importante que no las seques con un paño o toalla porque estás dejando el salario en ellas.

Este hechizo es una sugerencia de José Angel, aderezado con mi toque personal.

Entradas Recomendadas

No hay comentarios. ¡Deja el tuyo aquí!


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *